Testimonios

 

Pareja Infidelidad

Empecé a venir a terapia por un problema de infidelidad con mi pareja. Fue ella en proponer sesiones de terapia y a través de una amiga, que le había recomendado Marc, decidimos tomar la decisión de empezar terapia.

Las cosas antes de la sesiones no se encontraban nada bien, yo me revolcaba en un sentido de culpa que me estrangulaba el estómago, dando vuelta en mi cabeza sin poder encontrar soluciones, mientras mi pareja seguía muy dolida y enojada conmigo.

Marc me ayudó mucho sobretodo en analizarme de otro punto de vista. Me hizo ver y sentir lo que me estaba pasando físicamente y mentalmente. Me ayudó en “verme” desde afuera desde una posición, digamos “neutral”, me ayudó en re-descubrir mis emociones haciéndome notar en cada momento lo que me estaba pasando y guiándome de manera que yo mismo fuera capaz de parar mi cabeza en el día a día para poder concentrarme en mis emociones y mis sentimientos más profundos.

Las sesiones se desarrollaron primero analizando lo que había ocurrido, el hecho de que yo fuera con otra mujer, Marc me hizo ver de qué manera esta acción me había afectado. Después analizamos de igual manera lo que ocurría adentro de mi pareja y lo que ocurría a dentro de mí.

Me sentía muy bien en la sesiones con Marc, su gran capacidad intuitiva me ayudó mucho en abrirme, liberarme de mis cargas emocionales y me sentía muy cómodo y a gusto con el en todo momentos. También me dio “tareas” para poder practicar en casa y con mi pareja que fueron muy útiles y que nos ayudaron en entender lo que nos estaba pasando como pareja y también como personas.

Ahora las cosas se encuentran mucho mejor con mi pareja, aunque los dos sabemos que queda trabajo por adelante. Me encuentro mucho mejor y he sido capaz de vencer este sentimiento de culpa que no me dejaba dormir. He beneficiado mucho de las sesiones con Marc, me siento mas “presente” y siento a que me ayudó mucho en hacerme analizar mis emociones y mi estado físico. Paro mas a menudo y “me miro” más, me siento, escribo y pienso en las sesiones que tuve con Marc que fueron de gran ayuda en mi desarrollo personal.

Sigo pensando en  volver a trabajar con él, porque puedo afirmar que el trabajo que hicimos juntos solo aportó cambio muy positivo en mi vida y porque, repito, me he sentido muy a gusto cada vez que me he sentando a charlar con él.

S.I

Estancamiento e inseguridad

Mi situación antes de la terapia era de estancamiento en unas situaciones francamente incómodas tanto a nivel personal como profesional, una inseguridad personal increíble i una sensación de vacío vital impresionante, pero el síntoma más evidente de mi malestar era el de una gran ansiedad. Esta ansiedad llegó a tal extremo que me hizo ver la necesidad de tomar la decisión de afrontar todos estos problemas, y de ahí la idea de hacer terapia.

Fue un alivio conocer a Marc, saber que no estaba solo ante todo lo que me estaba pasando. Pero también su profesionalidad fue y es hoy en día importante, me ha ayudado mucho el hacerme ver lo alejado que estaba de mi mismo y el poco respeto que, en ocasiones, sentía por mi persona, y sobretodo me ha hecho ver lo importante que es saberse querer y saber encontrar el equilibrio entre emoción y razón.

Creo que lo más importante que me ha enseñado la terapia es a disfrutar de mí, en el sentido de encontrar el descanso que da la confianza en uno mismo y también en los demás, he aprendido a tomar decisiones, a tolerar mis errores, a disfrutar de los aciertos y sobre todo a tratarme con cariño en cualquier situación.

J.B.

Insatisfacción

Lo que me hizo venir a terapia fue un malestar interno continuo de no saber lo que quiero en la vida, de sentir malestar, tristeza y enfado por todo, como si la gente tuviera ganas de machacarme, de aplastarme, sentía como si el mundo entero estuviera en contra mía. No tenía ni idea del daño que me estaba produciendo interiormente a mí y mi pareja. La situación con mi pareja era para mí incomprensible, ya que él hacía cosas que a mí me molestaban y yo hacía cosas que le molestaban a él y no sabíamos como sanarlo ya que nos queremos mucho pero no lo podíamos sostener por ningún lado. Cuando todo esto empezó a manifestarse llevábamos sólo 8 meses de relación y antes de que la bola se fuera haciendo más grande decidimos que lo mejor sería buscar a alguien que mediara neutralmente entre nosotros dos. Así fue como le pregunté a San Google cual era el terapeuta que necesitábamos mi pareja y yo para sanar nuestra relación y tener una convivencia en armonía y bienestar. Desde la primera entrevista que tuvimos con Marc salieron cosas que dijimos “ah! claro! es por esto! qué fuerte”, así que comenzamos a hacer terapia con Marc. Él nos ha ayudado y enseñado a escucharnos el uno al otro, aprender a no interrumpir mientras el otro está hablando, a saber qué necesitamos el uno del otro, a ponernos en el lugar del otro, descubrir qué sentimos emocionalmente y en qué parte del cuerpo está bloqueado para así poder desbloquearlo. Nos ha enseñado a poder decir las cosas y que no pasa nada por decirlas tal y como las sentimos, ya que a veces por miedo a hacer daño al otro no las decíamos o cambiamos los términos de lo que realmente sentimos que queremos decir. Así que en definitiva ha sido un acompañamiento muy enriquecedor tanto a nivel individual como de pareja. A mí, personalmente me ha ayudado a crecer como persona, como mujer adulta que soy, a posicionarme ante los demás sin miedo al que dirán, a sentirme más segura y confiada y sobre todo tener una mejor relación con mi pareja y mi familia.

Mónica

Relaciones con la familia

Decidí ir a terapia porque tenía una muy mala relación con mi cuñada y esto interfería con la relación con mi mujer. Marc me ayudó a ver qué exactamente me estaba pasando con ella, quiero decir, qué emociones me despertaba y qué recuerdos desagradables había vivido. Esto me permitió resolver conflictos personales y acercarme hacia mi cuñada desde otro lugar, y ahora tenemos por fin una relación cordial. Gracias Marc!

Isidro

Relaciones de pareja

Pensé en ir a terapia porque se repetía en mi vida una misma situación: muchas de mis relaciones íntimas no duraban más de unos pocos meses. Al principio todo eran cohetes artificiales pero acababa en drama, y yo siempre sufría muchísimo. Después de muchas experiencias similares pensé que quizás tenía un problema que resolver y decidí buscar ayuda. La verdad es que Marc me hizo sentir bien enseguida: su paciencia, su saber estar sin juzgar, su calidez tranquila me permitieron conectar con lugares de gran dolor y tristeza que nunca sospeché estuvieran en mi. El vivir estas emociones enquistadas me permitió resolver conflictos pasados y superar problemas no resueltos. Ahora me siento mucho mejor, más madura y con más entereza.

M. F.

Trastornos alimentarios – Bulimia

Empecé la terapia en febrero de este año, después de muchos meses luchando conmigo misma. Yo sabía lo que me estaba pasando y había leído mucho sobre el tema, pero a la vez no podía aceptar la idea de que no pudiera superarlo sola. Después de más de medio año buscando cada día la forma de empezar de nuevo, de dejar los ¨días de atracones¨ atrás, entendí que necesitaba ayuda. Cuando decidí empezar las sesiones de terapia estaba muy abierta a recibir ayuda y confiaba que lo podía superar, pero soy una persona que acostumbra a planearlo y controlarlo todo, y al ver que esto funcionaría de otra manera, dudé un poco de mi capacidad para lograrlo. Desde la primera sesión sentí comprensión hacia lo que me sucedía, lo cual no pasaba con las personas más cercanas a mí, ya sea porque entender un trastorno de la conducta alimentaria es un poco complicado, o porque simplemente yo no les daba mucho margen a ver que de verdad lo estaba pasando mal. Mis primeras tareas me sorprendían mucho porque eran todo lo contrario a lo que yo quería, yo no quería comer, yo quería perder el peso que había ganado y yo quería controlar las cosas, como siempre. En esos primeros días se me hizo muy difícil comprender cómo, comiendo lo que quisiera y cuando quisiera me iba a ayudar a estar tan bien como me siento ahora. Ganar peso era un miedo constante, y en terapia trabajamos desde el principio el concepto que tengo de mi. Luego de muchas sesiones, pero no tantas porque hoy me parece que el tiempo pasó muy rápido, sé y siento que mi valor como persona no está ni en mi peso, ni en las cosas que controlo o no. Aún sé que tengo muchas cosas que trabajar para ser mejor persona y mejor profesional, y sobre todo para vivir en paz conmigo misma, pero no tengo miedo, ni inseguridad por la comida, puedo comer dulces (entre otras cosas antes consideradas como ¨comida mala para mi¨) sin sentir culpa y estoy aprendiendo muchas cosas sobre las causas de mi ansiedad. Me cuesta menos decir ¨no¨ o ¨no puedo¨. Me acepto como soy y no siento que estoy cargando todo el peso que sentía cuando empecé la terapia. Podría decir muchas cosas más, pero lo más importante es que estoy muy feliz con todo lo que trabajé en las terapias y la forma como lo hicimos, y aunque muchas cosas no las entendí en el momento, el ir paso a paso, el ganar un poco más de peso, el romper un poco mi rutina y el entender que no tengo que poder hacerlo todo sola, hoy tiene mucho sentido. Estoy super agradecida y siento que fui al lugar perfecto en el momento perfecto.

Ivon

Dependencia emocional

Llevaba demasiado tiempo enganchada en una relación que me hacía daño, más que él era yo la que no conseguía olvidarme de él. Creo que estaba un poco obsesionada. Además del sufrimiento que esto me generaba, no conseguía abrirme a nuevas relaciones y oportunidades. Cuando me di cuenta de esto decidí ir a terapia y encontré a Marc. Con trabajo y paciencia logré relajarme y comprender qué me estaba pasando, “soltar” al chico o más bien a la fantasía que tenía y abrirme al mundo.

E. V.

Dependencia emocional

La relación con mi pareja se había acabado pero yo me resistía a aceptarlo y continuaba insistiendo. Era una agonía de acercarse y alejarse, él no acababa de posicionarse y a mí eso me hacía sufrir todavía más. No me atrevía a plantarme y decirle lo que de verdad quería por miedo a su rechazo. Me sentía como en un callejón sin salida, con una situación que podía eternizarse. Fui a terapia en busca de ayuda y gracias a Dios me dio la valentía para poder afrontar mi inseguridad y mis miedos. Finalmente no estamos juntos, pero yo me siento mucho más libre y tranquilo.

H. T.

Confianza

Yo vine a terapia con un fin muy específico: dejar de mariposear con tantos hombres. No me parecía mal el hecho de tener varios frentes abiertos, el problema es que esto me generaba ansiedad y que realmente no sabía lo que quería ni poner límites a lo que no quería. Marc me ayudó a contactar con mis necesidades reales y dejar de vivir en un mundo de fantasía.

Mercè F.

Contactar con las propias necesidades y emociones

Me sentía agotada y con falta de sentido, es como si no estuviera viviendo mi propia vida sino la de los demás. Estaba siempre pendiente del otro, de lo que necesitaba, de lo que deseaba. Y dónde estaba yo? Sentía una rabia profunda pero no sabía como resolverlo, porque tampoco sabía que era lo que realmente quería. Fue sobretodo la falta de sentido en mi vida la que iba pesando cada vez más y esto me decidió ir en busca de ayuda. Una amiga me recomendó a Marc y enseguida cogí hora. Ha sido un proceso largo pero productivo: la terapia me ha ayudado a saber lo que me pasa, sentir las emociones, los deseos, las necesidades y poder expresarlas. Ya no vivo por el otro, ahora lo escucho, lo respeto y lo ayudo pero nunca me olvido de mí y me tengo en cuenta en todo momento.

Nuria M.

Destape emocional con sustancias

Todo empezó cuando me tomé una sustancia… sentí unas cosas que nunca había sentido. Era como si mi corazón latiera de golpe y emociones escondidas surgieran de la nada. Esa experiencia me perturbó bastante y quería saber a toda costa porque en mi vida normal no sentía nada. Leí un montón de libros pero no encontraba respuesta: acumulaba conocimiento pero no me ayudaba a sentir. Esto me generó una especie de crisis y mis padres que me veían sufrir me costearon la terapia. Con Marc trabajamos con técnicas corporales y gestálticas. Un ejercicio que me fue muy bien era el registro de las emociones básicas (miedo, alegría, tristeza y rabia); esto y muchas otras técnicas, me permitieron una mayor conexión emocional con mi ser. Ahora, todavía en proceso, vivo de manera más equilibrada, en contacto con mi mente y también con mis emociones.

Ferran A.

Esquizofrenia

Tengo esquizofrenia y tomo medicación. Acudí a terapia porque quería encontrar una vía no médica que me ayudara a aliviar mi enfermedad. Con él empecé un trabajo terapéutico corporal que me ha ayudado y me ayuda a conectar con el cuerpo y a no irme tanto a la locura que a veces es mi mente. El trabajo con el cuerpo me permite tener un contacto más real con el mundo y con lo que vivo. Además, Marc es un terapeuta con el que me siento libre para mostrarme como soy de verdad, con lo bueno y lo malo, y esto para mi es de gran ayuda.

Nombre no autorizado

Relación de pareja

Estaba pasando por una época de tristeza profunda debida al abandono por parte de mi pareja. No tenía ganas de hacer nada, me costaba levantarme cada día, estaba muy deprimida y sin energía. Tenía la sensación de no poder levantarme más, de no poder seguir con mi vida. Necesitaba un cambio radical, una renovación, necesitaba ayuda para liberarme de la obsesión que tenía para mi ex.

 

Marc me ayudó primero con su presencia. Me daba seguridad, me ayudaba a ver las cosas bajo otro punto de vista y me proponía ejercicios para no dejar que los pensamientos negativos y recurrentes no me dejaran vivir. Me enseñó a respirar para diluir la tristeza y la ansiedad, a dejar fluir fuera de mi las sensaciones negativas y a no quedarme en el loop generado por los pensamientos sobre mi ex. En pocos meses me sentí mejor y me “liberé” de la obsesión para mi ex pareja. Me he sentido muy bien acompañada, aceptada, valorada. Marc me ha indicado puntos fuertes de mi personalidad y me ha invitado a trasladarlos a otros ámbitos donde me encontraba más vulnerable. Me ha venido muy bien.

Me he recuperado del abandono por parte de mi ex. He aprendido a controlar y gestionar las olas de pensamientos negativos que a veces me golpean. He cambiado mi actitud hacía los hombres con los que salgo, puedo disfrutar con más calma y no me pierdo en idealizaciones tanto cómo antes. Ahora no me dejo llevar tanto por las necesidades del otro olvidando las mías. Estoy recuperando mi centro y estoy aprendiendo a poner limites a los demás y a tratar de anteponer mis necesidades a las de los otros.

Gracias a los ejercicios que Marc me ha propuesto, sobre todo la escritura de textos, he entrado en contacto con aspectos de mi pasado,  relacionados con mis padres, que no había tenido en cuenta hasta ahora.

S.

 

Identificar las emociones

Me ayudó a entender la necesidad de ir a terapia mi pareja, ya que ella había hecho ya con anterioridad y le fue muy útil y la seguridad de que hay cosas que no se podían dejar pasar en el tiempo y ya era hora de resolverlas ya que por si solas no se podían solucionar, estaba como en un callejón sin salida viéndolo todo desde un lado, sin enfrentarme a las cosas.

Marc es una persona la cual trata los temas muy directamente y da pie a involucrarte cada vez más, desde muy pronto, con un alto grado de complicidad que lo hace mas llevadero en los asuntos delicados que se surgen, la terapia es muy constante y el tener que afrontar tus miedos, límites, preocupaciones etc etc y reflexionar constantemente el día a día y ver los resultados que se obtienen de ello motiva y te hace sentir bien contigo mismo, y sobre todo que el dar el paso a valido la pena ya que los hechos hablan por si solos.

Los beneficios de la terapia son una mejoría general al poder tratar con alguien unos aspectos que en la mayoría de casos no comentaba con nadie, formaban ya parte de mi vida estaban como enquistados, con el tiempo he vuelto como a una nueva realidad en la que la forma de gestionar y enfocar los problemas esta cambiando para bien el comportamiento y costumbres, los ejercicios o la necesidad de tener que afrontar los asuntos que se tratan en la terapia los días de cada día hacen que te involucres más y el tener que reflexionar constantemente y el hecho de estar acompañado en el proceso por alguien que da otros puntos de vista y te guie hace  que poco a poco vaya cambiando la forma de ver las cosas y sea mas fácil gestionar aquellos asuntos por los cuales tome la decisión de hacer terapia.

 

R.

 

Relación de pareja

A lo largo de mi vida, fui solucionando algunos problemas que se me presentaban y enfrentándome a situaciones muy duras que me ha tocado vivir.Pero eso creía, que las solucionaba, y no fue así. Tan solo, había pasado por encima, acumulando dolor y guardándolo en la mochila, que me ha estado acompañando a lo largo de mi vida. Y llega un momento, en que pesa y hay la necesidad de vaciar, para poder continuar. Pero sentí que tenía tanto, que sola no lo podía solucionar. SI, NECESITABA AYUDA!! Para mi era inimaginable pedir ayuda, nunca lo había hecho. Y cuando llegó ese sentimiento de bloqueo, angustia, culpa, que te deja paralizada sin saber hacia donde ir, por primera vez, fui consciente de que necesitaba tender mi mano y pedirla. Y ahí estaba Marc, para tenderme la suya. He de decir, que nunca había hecho ningún tipo de terapia y busqué y apareció Marc. Fue curioso, porque en la primera sesión ya tuvo la capacidad de sacar de mi, cosas muy duras que llevaba ocultas de mi pasado y que ni las personas cercanas a mi y mas queridas habían podido. Por primera vez me sentí liberada! Así ha sido durante todas las sesiones con Marc. Ahora sé, que en mi relación con los demás es muy importante sentirme libre conmigo misma. Decir lo que pienso, lo que siento, sin miedo a lo que pensarán de mi. Quitarme la coraza y permitir que los demás vean realmente como soy, con mis defectos y con mis virtudes. Y no cargar con responsabilidades y culpas que corresponden a los demás. Y que a lo largo del tiempo, las he asumido yo como algo mío. Soy consciente de todas estas cosas, aunque se que tengo un camino largo que recorrer. A veces, es difícil cambiar actitudes que durante tanto tiempo han formado parte de mi.

Gracias Marc!!

S.

 

Ira

Vaig decidir començar a investigar després d’un viatge a Lanzarote amb la meva mare i el meu germà. Va ser un viatge fascinant que em va ajudar a retrobar-me. La meva relació amb la meva parella estava malmesa. Discutíem molt sovint i a mi m’agafaven atacs d’ira i tenia bastanta gelosia d’ella i del seu món (enveja, Eneatip IV, jejejeje).

Quan vaig tornar de Lanzarote vaig sentir que tenia que canviar. Llavors parlant amb la

meva mare dels meus problemes psicològics que m’impedien desenvolupar-me com m’agradaria, ella em va comentar perquè no buscava una teràpia Gestalt. Llavors vaig posar en el google aquestes paraules i vaig veure la teva web. Em va agradar molt.

Sobretot, com ja et vaig comentar la part d’agraïments. Llavors vaig trucar-te i ens vàrem veure.

Jo estava en un punt que ho em transformava o la relació amb parella i amb mi mateix s’anava a norris. Estava sempre a la defensiva, havia deixat de meditar, tenia moltes cabòries i ho veia tot bastant fosc. Tot l’esforç que havia fet després de sortir del psiquiàtric s’estava evaporant. Es curiós que abans de sortir amb ella em trobava molt bé. Feia molt esport meditava cada dia em sentia extraordinàriament feliç. Però va ser començar la relació i poc a poc tots els patrons destructius que vaig viure amb la meva ex parella s’anaven repetint-se. Si que es cert que no em la mateixa intensitat però força semblants.

A mi em vas ajudar moltíssim des de els primers dies. Sentia sobretot que era una cosa diferent. Havia anat a psicòlegs que a la segona sessió deixava d’anar, ja que veia que solament em

servien per emmirallar-me i veure la meva imatge, que jo ja coneixia de molts anys d’observar-la. El que més em va agradar és la interacció psicològica- física pacient-terapeuta. A les teves teràpies no solament veia el meu reflex sinó que m’ajudaves a intentar esbrinar d’on em venien totes les meves pors, angoixes, inseguretats… I aquest punt va ser cabdal. Després d’uns setmanes vaig pensar en deixar-ho. EL que més em va arribar a empipar va ser el tema tan recorrent de parlar sobre la meva mare. Però enseguida i després de parlar-ho tos dos vaig tornar a motivar-me.

Un exercici que em va impressionar molt va ser el de recordar atacs d’ira al llarg de la meva vida. Em vaig quedar bastant aixafat al descobrir que la majoria havien estat amb la meva mare, i com el meu disc dur havia eliminat dels records. Això em va fer prendre consciència de moltes coses. Llavors per primera vegada a la vida vaig veure que amb les meves companyes reproduïa els mateixos atacs de la meva mare cap a mi i jo cap a ella. Ostres, a partir d’aquest moment vaig començar a controlar els atacs. El fet d’escriure’ls en el moment que m’agafaven va ser clau per començar a minimitzar-los i fins i tot a vegades em feien riure… i aconseguia deturar-los. Arrel d’això la relació amb la parella va fer un canvi radical. Els dos parlàvem obertament de les nostres inseguretats.

També em va agradar el fet que a partir dels meus poemes pogués expressar el que em demanaves. La idea de la creativitat com a exercici ho trobo un encert brutal. Més que res perquè és una motivació.

I parlar sense embuts i a cor obert de la família que mai ho havia fet amb cap altre psicòleg. Això m’està fent parar-li els peus a la meva mare. Que abans, per por a la seva reacció, inconscientment no m’atrevia. I el fet d’obrir el meu cor amb el meu pare, i que ell també l’obrís… veure’l plorar va ser colpidor, però la nostra relació va fer un salt qualitatiu i profund.

La teràpia ja hagut moments de duresa, ja que veure’t despullat no sempre és agradable. I trobar-te de cara les teves pors i parlar amb elles, i veure d’on venen és un viatge dolorós però que ajuda molt.

Amb el temps que ha durat de la teràpia he anat millorant-me molt. He aprés no solament a coneixem sinó a transformar-me lentament amb un persona més robusta emocionalment parlant. Ja no tinc tants moments foscos i pertorbats. I sobretot a descobrir la meva pau interior, que és força forta i que m’ajuda a estar més tranquil, aspecte que més he perseguit els meus últims tres anys. A no dramatitzar tant les coses. A no caure la tristesa depressiva que tan sovint apareixia. A tenir més seguretat amb mi mateix. Resumint a ser una persona que poc a poc ,però crec que sense pausa, s’està encaminant cap un món millor i més seré. Sense oblidar la meva part agitada

que sempre portaré però que no té perquè ser dolorosa i corrosiva.

 

Carles

 

Relaciones

Necesitaba ayuda de un profesional como sola en muchos años no había logrado cambios significativos en mi vida. Había cambiado de país  empezado una nueva vida en Barcelona,  un nuevo idioma, nuevos amigos, un buen trabajo y todo iba muy bien pero con el tiempo como suele pasar tuve que enfrentarme otra vez  con mis problemas . Una relación muy difícil con una persona  y una época de insatisfacción en el trabajo detonó en mi una grande crisis que quizas ya estaba en proceso así que harta y extresada decidí  buscar ayuda, hice una búsqueda por internet y entre los muchos perfiles mi sexto sentido elegí a Marc.

Encontré en Marc un profesional muy serio y competente y me hizo sentir muy a  gusto fin de la primera sesión. Fui de forma espontanea a la terapia y estaba  decidida a colaborar pero en general  no soy una persona que habla mucho, que confía o se deja ir con facilidad y por eso  me quedé muy sorprendida en ver como Marc estuvo capaz de entender mi estado  de animo y acompañarme paso paso .. a veces dejándome espacio y apretando cuando hacia falta para que no me perdiera.  Ahora me siento mucho mejor  aunque necesito tiempo todavia

 

 Después de un año de tratamiento creo de haber logrado muchos cambios positivos, sobretodo he tomado  mas conciencia de  la persona que soy y la que me gustaria alcanzar ser , de lo que verdaderamente  quiero  o no y de mis limites.  Tb  me resulta mas facil sacar fuera mis emociones y hablar más,  no solo con los demás sino conmigo misma, lo que me resulta de grande ayuda en el momento de tomar decisiones o gestionar eventos en mi vida.  No es fácil cambiar acostumbres  y los mecanismos desarrollado durante los años pero gracias a los esfuerzos  y a Marc puedo decir  de tener ahora muy buenas herramientas para reconocer, gestionar y mejorar  los problemas que voy encontrando.

Autoestima

 

El principal motivo, fue presisamente el estado en que me encontraba, que era de un nivel muy bajo de autoestima, convinado con una serie de experiéncis vitales muy negativas.

La ayuda de Marc es básica, así como el acompañamiento, es muy importante, es él el que te ayuda a afrontar situaciones complicadas, a parte de enseñarte a afrontarlas

Sobretodo vivir mejor, ser un poco más feliz, saber idetificar las emociones y priorizar mis necesidades en el equilibrio entre emoción y razón

Sobretodo vivo mejor, me siento más recoinciliado con mi entorno, tengo una visión mucho más tranquila de todo lo que ocurre en mi alrededor

Desorientación

 

Em trobava en punt mort. Havia fet una gran davallada anímica i energètica durant els mesos anteriors i em trobava totalment incapaç de remuntar. Aquesta davallada havia vingut acompanyada d’un increment de pes que ja havia experimentat amb anterioritat i que, de nou, em veia incapaç d’aturar. Estava desorientada i sense un camí clar a seguir.

M’ajuda a veure les coses d’una manera com mai me les havia plantejat abans. M’ajuda a enfrontar-me a les meves pors i angoixes… que estic descobrint poc a poc que són molt més nombroses del que em pensava. De debó tinc tanta por i inseguretat com el meu cos em transmet? En Marc em fa reviure emocions que sacsegen les meves creences. L’acompanyament de’n Marc és càlid i proper tot i la intensitat de les emocions que desperta. Em fa sentir en un ambient segur i de confiança.

El que més m’agrada és que m’ajuda a entendre’m millor a mi mateixa, i em fa qüestionar les coses. Pel que fa als beneficis crec que encara no estic en aquesta fase. Em trobo moooooolt vulnerable, i tot i que entenc que això no és bo ni dolent, no m’ajuda a tirar endavant. Trobo el fet d’aturar l’acció molt frustrant.

Pareja discusiones

 Iba a una terapia 1 vez cada 3 meses, porque no quería más
discusiones con JA y me molestaban todos estos miedos mios, no quería
que mi hija los tuviera también un día. Rechazaba mucho de JA sin darme
cuenta, no le reconocía sus trabajos en casa con mi hija, con migo. Así
que cuando financieramente fue posible busqué un terapeuta Gestalt,
fue consejo de JA, para ver más claramente mis fallos, mis defectos,
ir más al fondo de porque este continuo rechazo hacia los hombre.

 

Abre puertas, que estaban bien cerradas, me ayuda a darme cuentea de
mis excesos, que no había notado antes… para nada los había notado!
También todo eso perfeccionismo, e yo creía que la perfeccionista era
mi hermana… Me estoy dando cuenta de lo cerrado que está mi corazón,
de mi dificultades con mis emociones… creo que es mi punto más débil!
Me ha ayudado a llorar de rabia por mi padre por primera vez, desde
que mi padre dejó la familia.
De las pretensiones, exigencias que tengo con mi hija y con JA, y
también conmigo misma.
Me siento a gusto con Marc, aun que  a veces antes de ir a un
encuentro, estoy confundida porque me parece que no tenemos nada de
qué hablar, y luego se demuestra siempre che es justo lo contario.

 

Algo que estoy notando estos meses, seguro por los acontecimiento
alrededor de mi padre, estoy amando más, no solo JA, también mis
amigas, mi padre. Puedo pararme más a menudo, reflexionar y no hablar
o contestar directamente, pensar muy bien lo que voy a decir, para al
final decidir no decir nada.  A veces caigo otra vez en el no darme
cuenta, otras veces me doy cuenta de equivocaciones de JA, y decido no
decir nada, y observo, observo el parloteo continuo de mi cabeza.
Tengo menos miedos: al agua, a las alturas, no tengo los ataque de
pánico en el estomago como antes. He parado de preocuparme por el
dinero, he eliminado la tensión mandibular de hace un año, quiero
gastarme dinero para vacaciones en septiembre con mi hija y una amiga
italiana, luego para mi pagina web, que está casi lista. Después
quiero empezar a buscar un nuevo trabajo, quiero valorarme más, quiero
avanzar!

 

Adolescente

Doncs quan vaig decidir venir a terapia tenia problemes tan a casa amb la familia i la relació que teniem com problemes a la universitat, poc rendiment i poques ganes. Estava realment malament en les dues coses i necessitava un canvi

 

Amb el marc el que em fet ha estat analitzar els meus problemes, analitzarne les causes i com em sentia al respecte. Donant-me compte de on eren realment els problemes, que era el que volia i ajudant-me a canviar-ho. Amb el Marc em sento bé ja que sé que no s’em jutjarà per res del que he fet i també recolzat

 

Estic coneixent-me millor a  mi mateix. Descobrint que és el que vull, com i perque reacciono a les coses i com em sento. Podent així enfocant-les cap a on vull ariibar

 

Fa falta seguir treballant, donar-me la seguretat per no tirar enrere tot el que he avançat, i seguir analitzant les coses que pasin

                             relaciones      

Vine a terapia, ya que me encontraba en un momento de profunda insatisfacción respecto a mi trabajo y porque había intentado, sin éxito, superar un conflicto con mi madre. Me sentía insegura, desmotivada y desalentada; sentía que esto me estaba distanciando de mí misma y que estaba provocando conflictos con mi pareja. No podía superar la sensación de fracaso continuo y mi autoestima estaba en niveles muy bajo.

Marc me ayudó a encontrarme, a sanar varias heridas que creí cicatrizadas y que en realidad no lo estaban, a ser menos severa, crítica y exigente conmigo misma. A lo largo de la terapia me sentí comprendida y aceptada; Marc hizo que yo pudiese identificar y entender mis emociones desde una perspectiva constructiva y positiva. Él se interesó por mis textos y poemas y me motivó a escribir nuevamente, algo que yo había dejado de hacer hace mucho tiempo atrás (básicamente por el temor a enfrentarme con mis sentimientos) y a pesar de que no fue fácil para mí, creo que Marc estuvo muy acertado cuando utilizó mis textos como una herramienta para que yo me reencontrara, ya que en cierta manera así fui perdiendo el miedo a escribir sobre lo que yo sentía y pensaba.

Con la terapia gané seguridad en mí misma y gracias a las sesiones y a los “deberes” que me daba Marc para trabajar entre una sesión y otra, pude tomar algunas decisiones importantes en mi vida con más confianza y menos temor. Esto elevó mi autoestima y mi asertividad. También aprendí a expresar y verbalizar mis emociones de una manera más positiva y sin agresividad, lo que mejoró notablemente la relación con mi pareja.

 Me hubiese gustado profundizar más en cómo definir mis objetivos, en cómo encontrar la motivación necesaria para llevar a cabo proyectos personales y en cómo reforzar la concentración, la determinación y la autodisciplina para seguir el camino hacia una meta. Espero poder hacerlo en un futuro no muy lejano, cuando mejore mi situación económica, que por el momento me impide seguir asistiendo a la consulta.

Gracias Marc !

G.

                                                                                                                             Relacions y abusos

L’escala d’un bloc de pisos de Barcelona. Se sent com un noi crida. Està nerviós. Discuteix amb la seva companya, que baixa per l’escala. Ella no el mira i intenta no escoltar-lo, s’intenta tapar les orelles, no veure’l! Està callada. No diu res. Es para a l’entrada de l’edifici…

Vaig arribar el primer dia de terapia per arreglar la relació amb la meva parella. S’havia deteriorat mica en mica desde feia mesos i jo ja havia utilitzat totes les meves eines conegudes per a poder millorar la situació, amb pocs resultats. Com us podeu, sóc aquesta noia que baixa per l’escala.

Només en el primer dia, em vaig donar compte que el problema era més gros del que pensava. Va ser un dia dur i també molt interessant. Desde llavors i durant els dos mesos que vam fer sessions m’anava donant compte que abans de poder solucionar el conflicte amb la meva parella, havia de mirar com tractava, interactuava i em comunicava amb ella. Aquí és on van sorgir dos puntals; el fet de posar límits a aquella persona que et fa sentir malament i l’estimar-se a un mateix.

Tot i que van ser poquetes sessions, vaig poder prendre “inconsciencia” dels meus actes i les meues paraules, començava a expresar-me quan alguna cosa no m’agradava i podia enfrontar-me en una discussió amb la meva parella. Petits detalls anaven canviant en el meu dia a dia. Com el final de la discussió de l’inici:

…continuava aparentment callada. Però llavors vaig sentir moltes paraules dins meu, que no totes comprenia, i també sentia dubtes: per què m’està cridant? Tan greu és el que he fet? 

Vaig respirar i vaig començar a pujar les escales decidida, amb la mirada al front i em vaig plantar davant del meu xicot enfurismat. Vaig expressar-me: em vols dir què passa? No entenc res.

Per mí aquesta estona va ser empoderadora. Em vaig adonar que podia canviar el rumb d’una discussió i que a més podia parlar en una situació tensa sense sentir-me vulnerable.

Ara em centro molt més en saber el que sento, intento posar-hi noms o definicions i ho expresso. Em sento una mica més lliure i també sincera

gracies

Anna.