Sobre mí

Antes de ser terapeuta, trabajé en la logística de una compañía. Este trabajo, que recuerdo con cariño, me enseñó a saber cómo relacionarme en el mundo de la empresa con las personas, a entender que no somos todos iguales y que cada uno tiene un potencial diferente. Pero en aquellos años el mundo laboral no tenía estos aspectos en cuenta, lo que hizo que me replanteara un cambio de trabajo.

Mi primer contacto con la terapia fue a los 28 años. Recuerdo que no me sentía feliz en cómo estaba viviendo, aunque desde fuera pudiese parecer un hombre seguro. No le podía poner palabras a lo que me estaba ocurriendo emocionalmente. Recuerdo mi sorpresa en las primeras sesiones; el terapeuta me entendía y me ayudaba a que pudiera nombrar mis emociones.

Había situaciones en que sentía enfado, entonces me quedaba callado, lo dejaba para otro día o le quitaba importancia. En otras, esquivaba la sensación de tristeza para no sentir el duelo o el dolor, para no atravesar o evitar momentos incómodos. Me enfadaba cuando me sentía triste por circunstancias que vivía con otras personas y, en vez de mostrar mi dolor, no me dejaba sentir y todo quedaba sin poder resolverlo.

Aprendí a darme un tiempo para reconocer lo que me pasaba. Me di cuenta que era muy importante expresar y decir lo que sentía; fue una gran liberación y un encuentro conmigo mismo . Todo esto me ayudó a dar un cambio muy importante en mi vida, a situarme, a ser más claro con mis relaciones y expresar lo quería y lo que no quería, no desde la cabeza sino desde el corazón.

Todo ello dio pie a qué mi vida diera un cambio. Dejé mi trabajo y me dediqué exclusivamente a la terapia Gestalt y a la Bioenergética.

Las vivencias que he tenido han hecho que me dedicara a la terapia, algo que yo siento que funciona y que puede ayudar a muchas personas a tener una vida más feliz y más acorde con lo que sienten.

Me formé como terapeuta corporal de bioenergética  y después como terapeuta gestáltico. Esto me dio pie a poder fusionar las dos terapias: cuerpo- mente . La terapia Gestalt me permite trabajar la mente y las emociones y la terapia corporal el cuerpo para poder deshacer cualquier bloqueo muscular que impide poder expresar lo que siente. Las constelaciones familiares también me ayudan a poner en el presente situaciones y vivencias del pasado.

Las personas experimentamos vivencias diferentes, por eso cada persona necesita una terapia personalizada que atienda sus necesidades específicas.

  • Diplomado por la Federación Politécnica Española de Diplomados (FEDINE) como Terapeuta Corporal Integrativo. Expediente número 10.977
  • Formado en Terapia Gestalt en la escuela L’Espai de Gestalt, de Barcelona (3 años de formación).
  • Formado en Psicoterapia transpersonal e integrativa del programa SAT con Claudio Naranjo. El programa SAT es una formación de 5 años de desarrollo personal y profesional en psicoterapia transpersonal e integrativa, basada en el eneagrama, la psicoterapia Gestalt, la terapia corporal, el teatro terapéutico y la meditación.
  • Formado en Terapia Corporal Integrativa con Antonio Pacheco, Director de “Hermes”, Instituto de Educación Integral y Terapia Integrativa, de Vitoria (3 años de formación y 2 años adicionales de colaborador de la formación).
  • Postgrado de Psicoanálisis aplicado a la Gestalt con Javier Arenas del Instituto de Psicoterapia Emocional y Técnicas de Grupo (IPETG), de Alicante.
  • Socio de la Asociación Española de Psicoterapia Breve.
  • Miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt (AETG)
  • Constelaciones familiares con Svagito Liebermeister (en formación)

Agradecimientos

Quería dar las gracias a la vida, por darme la oportunidad de poder montar mi consulta de marcgestalt.

Gracias a mis padres por traerme a este mundo y poderme enseñar, cuidar y educarme con todos los medios que tuvieron en sus manos.

Gracias a mis hermanos por estar cerca de mí.

Gracias a todas las personas con las que he aprendido o se han cruzado en mi vida y para ser quien soy.

Gracias a mis amigos, parejas, maestros, compañeros y clientes que están o han estado en mi vida.

Gracias a la  madre de mi hija, y a Mar, que me enseña constantemente a estar presente.

Y gracias a todas las personas que me han ayudado a estar en el corazón.

Estudio de Marc Expósito Barra

Contactar

    Nombre (requerido)

    E-mail (requerido)

    Teléfono

    Tu mensaje o consulta

    Acepto las condiciones de uso y nuestra Política de Privacidad

    Call Now Button